Claves para la gestión de las redes sociales de tu empresa

¿Cómo usar las redes sociales adecuadamente?

Un razonamiento que puede ayudar a responder estas preguntas es plantear lo contrario, y detectar los casos en los que una estrategia en redes sociales no resulta efectiva. Así, podemos afirmar que las redes sociales no funcionan…

1) Si no vendes un buen producto/servicio.

Para conseguir vender algo, sea un producto o un servicio, este debe ser bueno, debe interesar, debe ser efectivo o útil; en caso contrario será difícil que alguien quiera comprarlo o contratarlo.

2) Cuando tus seguidores no son de calidad.

Si tenemos muchos seguidores pero no conectamos con ellos, no vamos a lograr nuestros objetivos. Esta, aunque sencilla, es una de las mejores recomendaciones de redes sociales que existe.Tener muchos seguidores no quiere decir tener más ventas. De nada sirve tener un millón de seguidores, si estos no creen en nuestra marca. Si tenemos 100 seguidores y los 100 son power users, será una claro indicador de que estás haciendo un buen uso de redes sociales.

3) Si no consigues conectar con tu audiencia.

Saber cómo se utilizan las redes sociales de forma satisfactoria para la audiencia es aprender a escuchar a tus seguidores, analizarlos, mimarlos y sobre todo interactuar con ellos.Si tu contenido en redes habla únicamente en primera persona o habla sólo de producto probablemente no consiga que tus seguidores interaccionen y todavía menos que compren. Por esto, es preferible contar experiencias e intentar generar sentimientos.Los usuarios de Facebook o Twitter no entran en las redes para comprar, pero algo que sí hacen es entrar para hacer consultas o realizar quejas. Si entonces les ofrecemos un buen servicio, será más fácil que los propios clientes sean quienes hablen bien de nosotros; y cuanto mejor lo hagamos, mejor hablarán, hasta el punto que podrían llegar a convertirse en nuestros defensores y mejores promotores.Y no sólo se trata de tener un buen producto, es clave saber presentar su uso y beneficios de una manera práctica, interesante y si el producto lo permite, de una forma divertida.

4) Si no inviertes tiempo en ellas.

Si abres un perfil en redes y no eres capaz de dotarlo de contenido por falta de tiempo no va a funcionar. Dicen que quien mucho abarca poco aprieta, por tanto, decide bien qué red social elegir y ten en cuenta de qué tiempo y qué recursos dispones para ello. Crear los diversos canales sociales es gratis, pero si quieres mantenerlos te va a costar tiempo y el tiempo es dinero.Las redes sociales requieren una dedicación constante, y sus resultados no son inmediatos, pero puedes estar seguro de que con un poco de paciencia el esfuerzo se verá recompensado.

5) Si no mides tus resultados para mejorar.

En todo plan debes establecer unos objetivos medibles que te permitan valorar si tu trabajo ha funcionado o no. Por ejemplo, si buscas recibir tráfico a tu web desde redes, y este no ha experimentado ningún cambio, puede ser que no estés siguiendo la mejor estrategia.Analiza si el fallo está en tu producto o en la forma en que lo estás vendiendo en redes, o si es un problema de periodicidad, forma o contenido. En base a lo que vayas detectando modifica tu estrategia y prueba cosas nuevas. Recuerda que las redes sociales pueden ser un laboratorio perfecto de ideas e innovación.

6) Si el único objetivo es vender.

Vender puede y/o debe ser un objetivo de redes sociales en las empresas, tan sólo no debe plantearse como el principal objetivo. Lo importante es lograr una buena atención al cliente y mejorar la experiencia de usuario, y lo demás vendrá solo.

7) Si no estás dispuesto a recibir críticas.

Tener presencia en redes sociales implica estar expuesto a críticas negativas y quejas. En estos casos, actuar a la defensiva nunca debe ser una solución y podría desembocar en el fracaso de la estrategia. Las quejas y críticas deben ser vistas como una fuente de información directa del cliente, y deben ser aprovechadas tanto para reaccionar y conversar con el usuario insatisfecho y proponerle soluciones, como para buscar puntos de mejora en tu estrategia.

En definitiva, si nos hacemos la pregunta de por qué dedicamos tanto tiempo a las redes sociales, probablemente sea porque somos seres sociales y nos gusta sentirnos conectados y cercanos a los demás. Así, una red social debe responder a estos requerimientos sociales, por lo que en el momento en que se convierta en un canal de publicidad impersonal perderá su valor y funciones.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Si quieres, lo hablamos en nuestras redes ;)

Photo by Georgia de Lotz on Unsplash

Contacto

En caso de que quiera realizar alguna consulta por favor rellene el formulario, escríbanos un correo electrónico o llámenos por teléfono. Estaremos encantados de atenderle y le contestaremos a la mayor brevedad posible.